Desigualdad

Debido a que casi todo nuestro dinero es ‘prestado’ por los bancos, alguien tiene que pagar los intereses de casi todas los euros en Europa. Este interés redistribuye el dinero de la parte inferior del 90% de la población al 10% superior. Mientras tanto, los precios de la vivienda inflados y la inestabilidad financiera conducen a una creciente brecha entre los pobres y los ricos


1. EL SISTEMA DISTRIBUYE EL DINERO DEL 90% INFERIOR AL 10% MÁS RICO

Debido a que 97% del dinero es creado por los bancos, alguien debe pagar los intereses. El 90% inferior de la sociedad paga más intereses a los bancos de lo que nunca reciben de ellos, lo que se traduce en una redistribución de los ingresos de ese 90% de la población al 10% superior. Colectivamente tenemos que pagar 165 millones de EUR cada día solamente en interés de los préstamos personales (no incluidas las hipotecas), y un total de 213.000 millones de € al año en intereses sobre todas nuestras deudas.

Distribución relativa de la extracción de riqueza desde el sector bancario

2. TRANSFIERE EL DINERO DE LA ECONOMÍA REAL HACIA LOS BANCOS

Las empresas también están en una situación similar. La ‘economía real’ y productiva (no financiera), necesita dinero para funcionar, pero como todo ese dinero se crea como deuda, ese sector también tiene que pagar intereses a los bancos para poder funcionar. Esto significa que las empresas de la economía real – tiendas, oficinas, fábricas, etc – terminan subsidiando al sector bancario. Cuanta más deuda privada en la economía, más dinero se extrae de la economía real hacia el sector financiero.


3. TRANSFIERE DINERO HACIA LOS CENTROS FINANCIEROS

Los bancos pagan a su personal con sus beneficios, que en gran parte provienen del interés que cobran sobre los préstamos. Debido a que la mayor parte del personal con altos sueldos viven en las ciudades con centros financieros, eso se traduce en una transferencia geográfica de la riqueza de todo un país hacia las ciudades que cuentan con un centro financiero.
4. LA INESTABILIDAD DEL SISTEMA HACE QUE LOS TRABAJOS TEMPORALES Y MAL PAGADOS SEAN INSEGUROS

Cuando los bancos provocan una crisis financiera, la recesión subsiguiente conduce a un aumento del desempleo. Los trabajadores con contratos temporales y con salarios bajos tienden a ser los primeros despedidos, por lo que la inestabilidad de la economía tiene un efecto mayor en las personas con rentas bajas con empleos precarios.
5. LOS ALTOS PRECIOS DE LAS CASAS AUMENTAN LA DESIGUALDAD

Cuando los precios de las casas son empujados hacia arriba debido a la creación de dinero por parte de los bancos, las personas con ingresos bajos sufren más: no serán capaces de obtener una hipoteca lo suficientemente grande como para comprar una casa. Las personas más jóvenes también salen perdiendo, ya que el costo de la compra de su primera casa absorbe una cantidad cada vez mayor de sus ingresos. Mientras tanto, los que sí tienen acceso a las hipotecas puede comprar varias casas y así beneficiarse de la inflación en los precios. En gran parte, estas personas tienden a ser mayores y más ricos. Todo esto aumenta la desigualdad entre los diferentes grupos de ingresos y entre los jóvenes y los mayores.

Si queremos hacer frente a la desigualdad, tenemos que cambiar la forma en que se crea el dinero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *