Las Pruebas

Más del 97% de todo el dinero en la economía son depósitos bancarios, creados por los bancos simplemente haciendo préstamos. Es algo que cuesta creer la primera vez que se oye. Pero no pedimos que nos creas sin más. Los siguientes escritos y vídeos del Banco de Inglaterra explican cómo los bancos privados son los que crean el dinero:

Dinero en la economía moderna: una introducción (en Inglés)

Creación de dinero en la economía moderna (en Inglés)

“¿De dónde viene el dinero? En la economía moderna, la mayoría del dinero existe gracias a los depósitos bancarios. Aunque hay muchos malentendidos sobre cómo se crean esos depósitos. La principal manera es a través de los préstamos concedidos por los bancos comerciales: siempre que un banco concede un préstamo, crea un depósito en la cuenta bancaria del que recibe el préstamo, y de esta manera crean dinero nuevo. Esta descripción de la creación de dinero no coincide con la que se encuentra en algunos libros académicos usados para la enseñanza universitaria”. (Banco de Ingaterra)

En el siguiente vídeo, el profesor Dirk Bezemer de la universidad de Groningen y Michael Kumhof, un economista del FMI, explican en menos de dos minutos cómo se origina el dinero.

Lo que el Banco de Inglaterra dice sobre la Creación de Dinero

¿Qué es el dinero?

En palabras del Banco de Inglaterra:

Los comentaristas de economía y los medios académicos pasan mucho tiempo fijándose en la cantidad de ‘dinero en sentido amplio’ que circula por la economía. Es decir, el dinero que los consumidores tienen para gastar: el dinero en metálico (billetes y monedas) – que son una obligación del gobierno hacia los consumidores – y el dinero en sus cuentas bancarias – que son una obligación de los bancos hacia los consumidores.

El dinero en efectivo es una parte muy pequeña del dinero que poseen las personas y empresas en la economía. El resto son depósitos bancarios.

El 97% del dinero en manos del público general consiste en cuentas bancarias, en vez de en efectivo. (Banco de Inglaterra – El dinero en la economía moderna, una introducción)

Por lo tanto la mayor parte del dinero en la economía son depósitos en los bancos – los números que ve cuando comprueba el saldo de su cuenta. Y los depósitos son un compromiso de pago – o en términos contables, una obligación – del banco hacia usted. Pero sería un error pensar que los depósitos son sencillamente una representación del dinero en efectivo que el banco le debe. De hecho, estos depósitos funcionan igual que el dinero.

En la economía moderna, los depósitos bancarios son el tipo de dinero por defecto. Casi todas las personas cobran su salario a través del banco y no en efectivo. Y además, en vez de convertirlo a efectivo, muchos consumidores cada vez más lo usan como depósito de valor y medio de pago.

Por ejemplo, cuando un consumidor paga en una tienda con tarjeta de débito, el sector bancario le debe menos a ese consumidor – la cuenta del consumidor disminuye – mientras que aumenta lo que se debe a la tienda – creciendo la cuenta de la tienda. El consumidor ha usado sus depósitos directamente como medio de pago sin tener que convertirlo en efectivo. (Banco de Inglaterra – El dinero en la economía moderna, una introducción)

¿Cómo se crea el dinero?

Los bancos comerciales más conocidos crean dinero en forma de depósitos bancarios al conceder préstamos. Cuando un banco contrata una hipoteca para comprar una casa, no lo suele hacer entregando miles de billetes. Lo que hace es ingresar el importe de la hipoteca en una cuenta a favor del que recibe el préstamo. Ese es el momento en que se crea dinero nuevo. Por esta razón, algunos economistas se refieren a los depósitos como ‘dinero de pluma de escribir’, que se crean al ritmo de las estilográficas de los banqueros cuando aprueban los préstamos que otorgan.

En pocas palabras, el dinero existe como cuentas en el banco y se crea con unos sencillos asientos contables cada vez que un banco concede un préstamo.

Aprende más sobre cómo los bancos crean dinero.

Los bancos no son intermediarios entre ahorradores e inversores

A menudo se dice – e incluso se enseña en muchos manuales de economía y ensayos académicos – que los bancos son meros intermediarios entre gente la que ahorra y gente que quiere invertir. Pero esto no se corresponde con la realidad. Tal como lo expresa el Banco de Inglaterra:

Un error común sobre los bancos es pensar que se limitan a actuar como intermediarios. Que prestan a alguien lo que otra persona ha ahorrado. Bajo esta visión, los depósitos nacen de las decisiones de ahorro de los hogares, y los bancos prestan ese dinero ya existente a los demandantes de préstamos, por ejemplo empresas que necesitan financiar inversiones o personas que quieren comprar una vivienda.

De hecho, cuando las familias deciden ahorrar más dinero en el banco, esos fondos podrían haber sido destinados a las empresas mediante el pago por el consumo de los bienes y servicios que ofertan. El ahorro por sí solo no incrementa los depósitos ni ‘los fondos disponibles’ que los bancos pueden prestar. En efecto, cuando se considera a los bancos tan sólo como intermediarios se ignora el hecho de que en la economía moderna, de hecho, los bancos crean el dinero bancario.
Este artículo explica la manera en que, en vez de recibir dinero y para luego prestarlo, al realizar el préstamo se genera dinero nuevo – al contrario de lo que se suele explicar en los libros de texto (Banco de Inglaterra – El dinero en la economía moderna, una introducción)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *