Sobre la eliminación del dinero en efectivo

Sobre la eliminación del dinero en efectivo

Hace tiempo que se vienen escuchando llamamientos para la eliminación del dinero en efectivo. Últimamente éstas declaraciones se han multiplicado en cantidad e intensidad, como si respondieran a una campaña organizada. De hecho varias de las personas que piden la abolición del efectivo pertenecen al Grupo de los 30 o G30, colectivo internacional que agrupa a líderes financieros y académicos, incluyendo a los presidentes de los distintos bancos centrales.

Si buscamos en Google “war on cash”, encontraremos artículos desde 2012/2013 en sitios más o menos conspiranoicos, pero de repente a inicios de 2016 el tema se intensifica y alcanza medios serios financieros como Reuters, Zero Hedge, Seeking Alpha o The Wall Street Journal. También ha llegado a los medios españoles como El País, Abc, El Mundo, El Blog Salmón, El Economista o Bolsamanía.

Algunos creen que esta intensificación de la campaña fue decidida en la reciente cumbre de Davos, pues desde entonces las declaraciones se han multiplicado:

  • El CEO de Detsche Bank predice que el efectivo no existirá en 10 años.
  • El mayor banco de Noruega, DNB, pide que el país deje de usar efectivo.
  • El consejo editorial de Bloomberg publica el artículo “Bring on the cashless future”.
  • Financial Times publica una editorial “The benefits of scrapping cash”.
  • Peter Sanders, profesor de Hardvard, publica un paper pidiendo la eliminación de billetes de alta denominación, “Making it harder for the bad guys”.
  • Mario Draghi, presidente del BCE, anuncia que ha decidido eliminar los billetes de 500€.
  • Larry Summers, profesor de Hardvard y ex-secretario del Tesoro estadounidense, publica en el Washington Post “It’s time to kill the $100 bill”.
  • Hasbro, fabricante del juego Monopoly, anuncia que el juego ya no tendrá dinero en efectivo, sino tarjetas.
  • New York Times publica una editorial “Getting Rid of Big Currency Notes Could Help Fight Crime”.

¿No es mucha casualidad que todo esto suceda en apenas 3 semanas? Hay quien afirma que se está siguiendo un plan, cuyas fases iniciales son:

  1. Vincular el uso del dinero en metálico con el terrorismo y la delincuencia.
  2. Establecer límites a los pagos en efectivo.
  3. Bajar periódicamente dichos límites.
  4. Acostumbrar a la gente a hacer todas los pagos, aunque sean pequeños, con tarjeta.
  5. Ir creando la conciencia social de que la mera posesión de dinero en efectivo es sospechosa, pues ya no es necesario.

Parece que este plan se va desarrollando a la perfección. En muchos países europeos ya existen límites a los pagos en metálico. En España es de 2.500€, en Francia ha bajado de 3.000€ a 1.000€. En otros como Alemania no existe éste límite, pero ya se propone imponerlo. En cuanto a la vinculación del efectivo con la delincuencia, el terrorismo o la evasión fiscal, la campaña está en marcha como se ha visto en los titulares ya mencionados.

¿SON CIERTAS LAS RAZONES ARGUMENTADAS?

En la Eurozona se estima que los billetes de 500€ son 30% del dinero en circulación (El BCE lo debe saber bien, puesto que los crean ellos), pero la realidad es que la inmensa mayoría de los ciudadanos ni siquiera ha visto estos billetes. Cabe preguntarse, ¿a qué viene ahora demonizar este billete, cuando ellos mismos decidieron crearlos, y en gran cantidad? Parece lógico suponer que sabían perfectamente a qué usos se iban a destinar esos billetes.

Por otra parte, un experto estima que el trabajo no declarado bajaría un 1 o 2%, mientras que el crimen organizado bajaría entre un 3 y 4%. Es posible que para los pequeños pagos se empiece a utilizar otro tipo de dinero como monedas sociales locales, o bien como en otras épocas de la historia, cigarrillos o chocolate. En el otro lado del espectro, las organizaciones criminales disponen de redes de compañías fantasma para el blanqueo y movimiento del dinero hasta los paraísos fiscales.

En definitiva, aunque está claro que la eliminación de los billetes de alta denominación y en general del dinero en efectivo, va a tener un efecto sobre la economía sumergida y sobre el blanqueo en actividades delictivas, hay razones para sospechar que éste no es el principal objetivo de estas medidas. Una de esas razones es, como ya se ha dicho, la evidencia de que son precisamente las autoridades monetarias quienes han creado esos billetes. Otra razón para sospechar es el timing. En efecto, ¿han necesitado desde 2002 (fecha en que se pusieron en circulación) hasta 2016, para darse cuenta de que esos billetes se usaban para esos fines? Muy poco creíble. Por último, para impedir el tráfico de armas y el gran narcotráfico, seguro que es más efectivo eliminar el secreto bancario en Suiza y Austria, y los paraísos fiscales, entre otros, pero eso no parece ser prioritario para las autoridades. Pese a las grandes declaraciones que se hicieron en 2008 en plena crisis financiera, la verdad es que apenas se han dado pasos para luchar contra el secreto bancario y los paraísos fiscales.

EN EL SIGUIENTE POST

Hablaremos de cuales creemos que son las verdaderas razones que llevarán a las autoridades a eliminar el dinero en efectivo, empezando por los billetes de alta denominación, y cual es la posición de Dinero Positivo al respecto.

En este video de la televisión alemana se ve que el debate está llegando as la calle:

3 Comments
  1. Ya que se habla ahora del tema, desconfiemos. Yo no había escuchado nada sobre el tema y pensaba que se me había ocurrido a mi, ya que estuve comentando esta opción como una solución al dinero B. Entonces fue cuando miré en Internet y vi que se hablaba del tema desde hace tiempo. Lo que si tengo claro, y no lo he visto comentado, es que la forma de pago no sea la que dicen los bancos, y mucho menos controlado por ellos. Opino que la FNMT saque algún mecanismo, tarjeta o sistema, para que cada uno fuera su propio banco. Toda transacción quedaría registrada, desde el euro que le das al que vende pañuelos en los semáforos, las chucherías que compra un niño, etc. Todo y para todos. Seguro que muchos intentarían engañar al sistema, pero seguro que es más complicado.

    1. Puede ser una buena idea, pero tenga en cuenta de que no sólo se trata de crear la ‘tarjeta monedero’, sino que necesita todo un sistema de gestión de pagos que soporte millones de transacciones diarias. Más que de la FNMT, esto sería tarea del Banco de España. Y desde luego va en la línea de lo que proponemos desde Dinero Positivo: que usemos dinero soberano creado desde el Estado, y no dinero bancario. Pero nos tememos que las reformas que proponen los banqueros no van por ahí, sino todo lo contrario: eliminar todo el dinero soberano y dejar sólo el bancario.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *